Capítulo 5: Bioenergética

1 diciembre 2020
bionergetica

¬ŅSabes qu√© es la Bioenerg√©tica? As√≠, de primeras y traduciendo las dos palabras de las que se conforma podemos deducir que, BIO, siendo un prefifijo de origen griego encuentra su significado en la palabra VIDA. Y energ√©tica hace referencia a la energ√≠a en s√≠. Por tanto podr√≠amos entender algo as√≠ como la energ√≠a de la vida. En este caso hace referencia al flujo de nuestra propia energ√≠a vital.

En la década de los 50, desde una importante corriente psicológica, se desarrolló un tipo de terapia o análisis Bioenergético a través de ejercicios corporales que servían para eliminar las tensiones, aumentar la energía y estimular el buen funcionamiento del organismo en todas sus expresiones: físico, emocional y espiritual. Se investigó que, en base a una determinada tipología de carácter, se entendía una posible predisposición a  determinados bloqueos energéticos expresados en forma de síntomas físicos y que se trataban con este tipo de terapia corporal. Para entender su base teórica definimos 3 puntos fundamentales:

‚ėĎÔłŹ Todo organismo viviente capta y emite una energ√≠a que le es propia.

‚ėĎÔłŹ Dicha energ√≠a puede estar orientada hacia la propia destrucci√≥n del organismo o bien hacia su pleno desarrollo.

‚ėĎÔłŹ Es posible, mediante t√©cnicas especiales, canalizar la energ√≠a en forma adecuada de tal manera que influya positivamente en los desequilibrios energ√©ticos del cuerpo.

Podemos hacer una comparación de los fundamentos en los que se basa la Bioenergética y los principios físicos de las leyes de la termodinámica.

‚ėĎÔłŹ El universo se compone de materia y energ√≠a. Los cuerpos materiales poseen una cierta cantidad de energ√≠a que puede pasar de unos a otros, almacenarse o liberarse. Esta energ√≠a no se crea de la nada ni se destruye totalmente, sino que se transforma en diversas formas.

‚ėĎÔłŹ Toda la materia del universo tiende a su destrucci√≥n y desorganizaci√≥n. Esta tendencia se denomina entrop√≠a positiva. Sin embargo, existe al mismo tiempo otra tendencia de sentido opuesto por la cual el universo y la realidad camina hac√≠a una organizaci√≥n cada vez m√°s rica y compleja, tendencia inversa a la anterior y denominada entrop√≠a negativa o sintrop√≠a.

Decía el gran psicólogo Carl Rogers que el universo está continuamente creándose y construyéndose a la vez que destruyéndose, al igual que el ser humano.

Seg√ļn la Bioenerg√©tica, la vida emocional de las personas depende de la conexi√≥n entre la movilidad de su cuerpo y la correcta distribuci√≥n del flujo energ√©tico. Si aumentamos la movilidad de nuestro cuerpo y permitimos que la excitaci√≥n del flujo energ√©tico fluya seremos m√°s resistentes a influencias negativas y tambi√©n seremos origen de influencias¬†positivas hacia los dem√°s, al estar m√°s cargados de energ√≠a. ‚ÄúSi t√ļ eres tu cuerpo y tu cuerpo eres t√ļ, este expresa quien eres‚ÄĚ.

En la terapia Bioenergética se utilizan principalmente dos grupos de ejercicios para ayudar a la persona a ponerse en contacto con su cuerpo y a reducir las tensiones musculares que evitan la descarga de la excitación o el desahogo de la tensión. En el primer grupo están todos los ejercicios que tienen por objetivo enraizar al individuo sobre la tierra a través de sus pies y sus piernas y a superar su ansiedad de caer o fracasar. El segundo grupo tiene como objetivo especial liberar la pelvis y abrir la salida a los sentimientos sexuales; en este segundo grupo la flexibilidad de las rodillas es fundamental para que la excitación energética o la sensación fluya a lo largo de las piernas hasta los pies.

Nosotros, con nuestra pr√°ctica de Yoga f√≠sico estamos haciendo una terapia bioenerg√©tica inespec√≠fica pero sist√©mica. Las torsiones, flexiones, equilibrios, aperturas de plexos nerviosos y ejercicios de respiraci√≥n nos facilitan el correcto flujo de energ√≠a a trav√©s de nuestros Nadis o canales energ√©ticos por los cuales fluye nuestro prana o energ√≠a vital¬†seg√ļn la medicina Ayurveda y los fundamentos del Yoga. Hay numerosos estudios que evidencian la relaci√≥n de toda nuestra musculatura p√©lvica y nuestro sistema emocional.

Por ejemplo, el Psoas es el m√ļsculo m√°s profundo del sistema muscular y uno de los que m√°s se trabaja en la pr√°ctica f√≠sica de Yoga, se le conoce como el m√ļsculo del alma y est√°¬†ubicado en la zona p√©lvica y la cadera. Conecta nuestras √ļltimas 5 v√©rtebras lumbares con¬†las piernas. Es como un √≥rgano de canalizaci√≥n de energ√≠a que nos conecta a la tierra y¬†nos permite crear un soporte firme y equilibrado desde el centro de nuestra pelvis. Cuanto m√°s flexible y fuerte est√© el psoas, m√°s podr√° nuestra energ√≠a vital fluir a trav√©s de nuestros m√ļsculos, huesos, articulaciones y conectar con todo nuestro potencial creativo.

La conexión cuerpo-mente es algo que ya contemplaban y trabajaban los primeros sabios y sobre lo que cada vez hay más evidencia en nuestra época y más profesionales tienen en cuenta a través de la psiconeuroinmunología. Pero esto es algo sobre la que ya hablaremos en otra ocasión.

Juan Carlos N.

Por favor, gire su dispositivo